COMANDANTE CHIKITIN PIERDE LA CABEZA


*El niño sicario tiene un narco rap con el que los despiden en redes sociales.

* Niños involucrados con delincuencia organizada, son punto y aparte en nuestro país, no existen estadísticas que señalen cuántos son.   

Nuevo Laredo, Tamaulipas.- Abatido en un enfrentamiento entre La Tropa del Infierno y policías del estado, integrantes del Grupo de Operaciones Especiales del Centro de Análisis, Información y Estudios de Tamaulipas (CAIET) "Juanito Pistolas" o mejor conocido como "el Comandante Chikitin" por el narco rap que circula en redes sociales, el pasado 27 de agosto de 2019 perdió la cabeza de un cincuentonazo. 

La inexperiencia se impuso ante su juventud e ímpetu, virtudes que no le alcanzaron para salir librado, presumiblemente "ni las manos metió" en el tiroteo y fue abatido por una bala calibre .50 que le voló la cabeza.

Es así que La Tropa del Infierno, perteneciente al Cártel del Noreste (CDN), perdió al joven elemento de apenas 16 años de edad, quien se hizo famoso por ingresar presuntamente a los 13 años a las filas del crimen organizado, tras haber quedado huérfano.

LA NIÑEZ EN MÉXICO
Mucho se habla de los derechos de los niños, niñas y adolescentes en nuestro país, sin embargo, la realidad es totalmente diferente.
“Juanito Pistolas” el niño sicario, fue detenido en 2015 con apenas trece años de edad, razón por la que fue liberado y por lo visto, sin un seguimiento que atendiera la vulnerabilidad de su vida. Este joven no es el único en  nuestro país, ya que según fuentes periodísticas como MILENIO y DEBATE señalan que en México hay por lo menos 30 mil niños dentro de las filas del crimen organizado. 

Sin embargo, son organismos externos como la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (informe del 2015), quienes hacen un  recuento más cercano sobre los factores que favorecen que la niñez se involucre en estos temas y las edades en las que comienzan a ser candidatos para ingresar a las filas criminales. 

La organización Save theChildren  advierte que en nuestro país, 7 de cada 10 niños y niñas son víctimas de algún tipo  de violencia, a la vez que México se encuentra en el primer de violencia y abuso infantil según la OCDE y, cada día mueren 3 niños o niñas a causa de la violencia en el territorio mexicano. 
 
Para el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) México, a pesar de que contempla “acciones y programas de Unicef México, tales como Iniciativas a favor de la infancia y Alianzas por la niñez”, no son suficientes para atender los índices de violencia de los niños y niñas involucrados con grupos delictivos.

La bibliografía ofrecida, únicamente aborda la enfermedad, no la medicina, por ejemplo, el Manual de Apoyo El ABC de los Indicadores de Violencia Familiar edición 201    señala que, “en México viven casi 40 millones de niños, niñas y adolescentes, que representan el 35% de la población y de cuyo bienestar hoy, depende el desarrollo presente y futuro del país. Más de la mitad de ellos se encuentra en pobreza (51.1%).

De acuerdo con este organismo, “Con la aprobación de la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes (LGDNNA) en diciembre de 2014 y la creación del Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA) en 2015, en tan solo dos años México ha logrado un avance importantísimo en la adecuación de su marco normativo e institucional, con la finalidad de que cada vez más niños, niñas y adolescentes puedan tener pleno acceso a sus derechos.” 

Sin embargo, esto no ha sido suficiente. Porque no se atienden de manera puntual, los casos de niños y adolescentes que están relacionados con los grupos delictivos, específicamente no se sabe cuántos y de qué edad corresponden a cada cártel reconocido en México. Por lo tanto, una cosa es segura, los datos trágicos como el del “comandante chiquitín” nos hablan del panorama que enfrenta la niñez mexicana y que no se está atendiendo como debe ser. Él y otros más jóvenes iniciaron una vida lectiva por causas varias, pero ¿cuáles son las acciones del Estado mexicano para atender esta gran problemática?
De acuerdo a la publicación Programa Protección a la Niñez y Adolescencia de la UNICEF México, En 2015 al menos 6 de cada 10 niñas, niños y adolescentes de 1 a 14 años experimentaron algún método violento de disciplina, y 1 de cada 2 niños, niñas y adolescentes sufrieron agresiones psicológicas, dato obtenido de Encuesta Nacional de los Niños, Niñas y Mujeres (ENIM) 2015

En esta misma publicación, en la sección denominada “LAS SOLUCIONES”, muestra lo que plantea como: 
"Agenda de la Infancia y la Adolescencia 2019-2024, en UNICEF México proponemos desarrollar e implementar políticas públicas para:
-Garantizar la instalación y pleno funcionamiento de las Procuradurías de Protección de niñas, niños y adolescentes.
-Asegurar que los procesos de procuración e impartición de justicia para niños, niñas y adolescentes víctimas de violencia sean especializados y adaptados a sus necesidades y características particulares.
-Lograr que las leyes federales y estatales prohíban y sancionen el castigo corporal, el abuso sexual y todos los tipos de violencia en contra de niñas, niños y adolescentes.
-Impedir que se detenga y se prive de la libertad a las niñas, niños y adolescentes por su condición migratoria.
-Crear y diversificar las opciones de cuidado alternativo para niñas, niños y adolescentes migrantes.
-Fortalecer las capacidades de los Centros de Asistencia Social (públicos y privados) para brindar atención psicosocial a niñas, niños y adolescentes migrantes.

Por otro lado, el Centro Nacional para la Salud de la Infancia y la Adolescencia (CENSIA) prevee en cuanto a Prevención del Maltrato Infantil en el Ámbito Familiar:
-Capacitar al personal de salud sobre el Maltrato Infantil y como prevenirlo.
-Desarrollar competencias parentales, del personal de salud, de estancias infantiles y de escuelas para prevenir el maltrato infantil.
-Realizar campañas de prevención y sensibilización en contra del maltrato infantil.
-Establecer convenios de colaboración con otras instituciones y dependencias para fortalecer la detección oportuna y la prevención del maltrato infantil.
-Coordinar las redes de apoyo formales (Ministerios Públicos, organizaciones públicas o privadas, Organizaciones No Gubernamentales locales) e informales comunitarias.

Observemos que en ningún momento se habla de la intervención para prevenir y rescatar a los niños dentro de los grupos delictivos.Quizás alguno pueda pensar que éstos ingresan por su libre voluntad como presumiblemente lo hizo “Juanito Pistolas”, sin embargo, una cosa es cierta, las autoridades mexicanas no se han dado a la tarea de investigar y abordar este tema desde los puntos medulares que ocupa. No hay estadísticas de cuántos niños nacen dentro de este ambiente, producto de padres y madres que desfilan en los cárteles. No se conoce el número de reclutas, ni el número de niños que ingresan al crimen organizado por año. 

La Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) plantea medidas que pueden ayudar a atender estos casos, dentro de las Recomendaciones Generales de su informe “Violencia, niñez y crimen organizado”, propone:
“Promover políticas integrales, holísticas y multisectoriales, que involucren a todos los sectores que tienen incidencia en las condiciones de seguridad. Ello implica que diversos sectores colaboren y coordinen su accionar, entre ellos: seguridad; justicia; salud; educación; servicios sociales; servicios de formación profesional y acceso al empleo; cultura, deporte y recreación; urbanismo; y, finanzas, entre otros.591.Fortalecer los sistemas nacionales de promoción y protección de derechos de la niñez, en particular a nivel local. Crear los protocolos para la identificación temprana y la remisión de casos de violencia, abuso, negligencia, y otras vulneraciones de derechos contra la niñez. Fortalecer la colaboración entre los sectores en contacto directo con los niños, niñas y adolescente, en especial educación, salud y servicios sociales.” 

Al paso del tiempo, los resultados no son distintos, la niñez en México, sigue siendo materia prima y mano de obra barata para los cárteles de nuestro país.


Share this:

Publicar un comentario

¿No está lo que buscabas? Ingresa una palabra clave

 
Copyright © Acervo Mexiquense. Designed by OddThemes